Unsupported Screen Size: The viewport size is too small for the theme to render properly.

Corendon Boeing 747 ha ‘aterrizado’ en el jardín del hotel

Corendon Boeing 747 ha 'aterrizado' en el jardín del hotel

Corendon Boeing 747 ha ‘aterrizado’ en el jardín del hotel

El avión se convertirán en experiencia de aviación 5D para el público

Después de un megatransporte de cinco días desde el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam a Badhoevedorp, el Corendon Boeing 747 llegó al jardín del Hotel Corendon Village esta mañana. Allí, el avión se convertirá en una experiencia 5D sobre el 747 y la historia de la aviación a finales de este año.

Su último viaje

El avión Boeing comenzó su último viaje desde el aeropuerto de Schiphol el martes por la noche. El avión se colocó en un remolque de la compañía de transporte especializada Mammoet para cubrir los 12,5 kilómetros hasta el hotel. Durante el proceso, la aeronave tuvo que cruzar la carretera A9 y una carretera provincial.

La A9 se cruzó con éxito en la noche de viernes a sábado. En la noche de sábado a domingo, el transporte cruzó el Schipholweg, después de lo cual se estacionó en el jardín del hotel, lo que requirió 57 movimientos. El espectacular transporte atrajo la atención mundial y fue cubierto por medios nacionales e internacionales.

El peso pesado

El Boeing 747 era el antiguo avión de KLM ‘Ciudad de Bangkok’ que recibió su destino final en el jardín del hotel después de 30 años de servicio.

El avión mide 64 metros de ancho, 71 metros de largo y pesa 160 toneladas.

Para mantenerlo seguro y estable, el avión ha sido levantado sobre bases de acero de 1,5 metros de altura, con un total de 15 toneladas de acero. Estas bases están construidos sobre losas pesadas de concreto, lo suficientemente fuertes para soportar el enorme peso.

Experiencia 5D

El Boeing 747 se convertirá en una experiencia 5D a finales de este año. Los visitantes podrán caminar en, sobre o debajo del avión y visitar lugares que normalmente no son accesibles al público.

Pueden visitar el área donde se carga el equipaje, aprender sobre el abastecimiento de combustible del avión, echar un vistazo en la cocina de la clase de negocios y la cabina en la cubierta superior. Incluso pueden caminar sobre las alas de treinta metros de largo.

Historia de la aviación

Los visitantes también hacen un recorrido por la historia de la aviación. Eso comienza con el antiguo deseo humano de volar y los lleva desde los primeros intentos de vuelo alrededor de 1900 hasta el desarrollo del Boeing 747.

El punto culminante del viaje es la experiencia 5D, en la que pueden experimentar el vuelo en todas sus facetas. El jardín donde se ubica el Boeing es en parte una zona ecológica, abierta a los huéspedes del hotel, y se puede utilizar como sitio de fiestas.

Montaje y medición.

El fundador de Corendon, Atilay Uslu, había reservado una habitación en el hotel. Exactamente en el lugar donde, si todo saliera bien, la nariz del Boeing se colocaría frente a la ventana.

«Cuando abrí las cortinas esta mañana, la vi en toda su gloria. Me di cuenta de que, después de meses de preparación, conseguimos que el avión llegara a su lugar final con muchas medidas y ajustes. Eso te quita el aliento «, dice.

Avión icónico

El transporte de la aeronave este fin de semana coincidió con la celebración del primer vuelo de prueba del Boeing 747 el 9 de febrero de 1969, exactamente hace cincuenta años.

El 747 es un avión icónico y fue el avión más grande del mundo hasta 2007. Podía transportar 2.5 veces más pasajeros que otros aviones convencionales. También fue el primer avión de fuselaje ancho, con dos pisos.

Característica es su cubierta superior, donde se encuentra la cabina. KLM introdujo el primer Boeing 747 en su flota en 1971. El ‘Ciudad de Bangkok’, se incorporó a la flota en 1989, fue entonces bautizado por nueve monjes tailandeses. Después de casi treinta años de servicio, el avión repintado ahora decora el Jardín del hotel Corendon.

El transporte en cifras.

El último viaje de cinco días del Boeing fue una operación impresionante. El avión primero tuvo que ser transportado 8 kilómetros sobre el área del aeropuerto de Schiphol y luego otros 4.5 kilómetros a través de los campos.


Transporte pesado

El especialista Mammoet transportó el avión de 160 toneladas en un remolque que pesaba aún más: más de 200 toneladas.El tráiler dividió el peso del Boeing sobre 192 ruedas.

Para asegurarse de que el remolque no se hundiese.Se construyó una carretera especial de aproximadamente 2.100 placas metálicas que pesaban 1.500 kilos cada una.

Se construyeron puentes sobre las 17 zanjas. El remolque viajaba a una velocidad de 5 kilómetros por hora y fue controlado de forma remota por personas de Mammoet, que caminaban junto a él. Fue alimentado por dos llamados Power-packs, cada uno con una capacidad de 390kW, generando más de 1000 hp. Un total de 18 turnos tuvieron que ser realizados durante el transporte, de los cuales los primeros 7 estaban en el aeropuerto.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas